domingo, 28 de agosto de 2011

Qué onda con la polarización Cooper-Hofstadter

"Al filósofo o al novelista toca ocuparse de las cosas que quedan más allá de lo demostrable" (Edward Sapir)



Hace poco vi nuevamente el capítulo de The Big Bang Theory titulado “La polarización Cooper-Hofstadter” en el cual parece estar representado un aparente roce de la física teórica con la experimental. El capítulo trata sobre un paper que Sheldon y Leonard escriben y por el cual pelean ya que son invitados a dar una conferencia sobre el mismo al Instituto de Física Experimental de Pasadena. Como saben, Sheldon se niega a ir e incluso prohíbe a Leonard su asistencia. El argumento de Sheldon sobre esta decisión es que él no necesita la aprobación de la academia en tanto que Leonard sí, sólo para satisfacer su ego y por la necesidad de constante validación.
            Esta discusión parece ir más allá y muestra lo que Sheldon, que es físico teórico, opina sobre la física experimental. Leonard diseñó el experimento que comprobó la hipótesis de Sheldon, aunque éste último afirmaba que su hipótesis no requería de pruebas y que la academia debería creerle. Sin embargo, Leonard decide ir por su cuenta y al final de la conferencia (en la diapositiva vemos una gráfica con el título Moment of Inertia Measurements) concluye: “…los datos muestran que en temperatura que sólo acerca al cero absoluto, el momento de inercia cambia y lo sólido se vuelve supersólido que, con mucha claridad, parece un estado de la materia previamente desconocido”. Sheldon, escondido entre el público, le reclama que olvidó mencionar la parte en la que él caminaba en el parque y vio a tres niños en un juego mecánico, lo que le hizo pensar en el momento de inercia en gases como el Helio en temperaturas cercanas al cero absoluto, lo que en palabras de Penny significa que “sin la ocurrencia de Sheldon no hubieran podido hacer el experimento”.
            Es claro por qué Sheldon se piensa como el autor principal del artículo, pero su postura, me parece, es errónea en desdeñar el trabajo de Leonard. Ignoro si en la actualidad realmente exista dicho roce entre la física teórica y la experimental, pero creo que ambas deben de considerarse indispensables para el avance de la ciencia. Por ejemplo, en el estudio del nivel fónico de la lengua, Esther Herrera nos habla en su Prólogo del libro Temas de fonética instrumental (El Colegio de México, 2001) sobre el desarrollo que el estudio instrumental del aspecto material del lenguaje ha tenido recientemente y por el cual se ha permitido que la fonética se relacione de mejor manera con la fonología. Ella explica que durante mucho tiempo esta relación se vio truncada por la generalización de la escuela generativista estándar de Noam Chomsky y Morris Halle, la cual privilegiaba el aspecto simbólico a pesar de que previamente ya existían estudios de corte instrumental como el establecimiento de los correlatos acústicos de los rasgos distintivos de Roman Jakobson y Gunnar Fant. En conclusión, dice Esther Herrera:

Actualmente, el acercamiento instrumental abre una brecha promisoria que permite discutir los llamados universales fonéticos; indagar los mecanismos articulatorios de los patrones fónicos; las relaciones entre la representación fonética dada por la fonología y el hecho acústico; la motivación articulatoria del cambio lingüístico, en fin, hace posible que se tienda un puente entre la hipótesis fonológica y el dato concreto.


Entradas populares