viernes, 30 de septiembre de 2011

La dialectología funcional-tipológica

En los trabajos de Walter Bisang (2004) y Bernd Kortmann (1999) se presentan argumentos sobre una perspectiva integracional en cuanto a la relevancia de los estudios de dialectología para la tipología y los de ésta para la dialectología. De igual manera señalan la relevancia de la sintaxis en la dialectología y la del contacto en la tipología. Presentan también los métodos que cada una de estas disciplinas lingüísticas llevan a cabo por separado para tratar de integrarlas en estudios concretos.
Bisang (2004:12) expone que los dialectólogos se concentran en motivaciones sociales e históricas de la variación a través de los dialectos, mientras que los tipólogos se interesan en patrones universales de variación a través de las lenguas y su motivación por la cognición humana y el discurso. Este mismo autor indica los métodos de la dialectología para obtener datos: recurrir a cuestionarios directos o indirectos, las fuentes son los informantes mismos y, de hecho, los criterios para seleccionarlos varían. Aunque hay “hablantes prototípicos” más bien los criterios se adecúan al investigador. Sus resultados se publican en mapas. Puede haber mapas de muestra que presentan la distribución espacial de toda la variación sobre un solo ítem y mapas interpretativos los cuales únicamente presentan variantes que se interpretan como predominantes en un área determinada y se orientan más a conclusiones generales. En ambos tipos de mapa, las regiones o áreas que difieren en una variable que sea de interés se pueden separar por líneas llamadas isoglosas (Bisang 2004:18).
En cambio, en la tipología los datos se recolectan de gramáticas descriptivas, material textual y elicitación en hablantes nativos sobre la base de conceptos semánticos o cognitivos. En ocasiones, los cuestionarios se usan para asegurarse de que se cubren todos los aspectos de un concepto para cada lengua que se analiza. Los problemas que sus métodos presentan son que la elicitación directa implica cierta distorsión porque el hablante nativo provee la información en un espacio sociolingüístico artificial o porque inconcientemente el lingüista involucra sus expectativas que lleva consigo previamente. Por otro lado, la elicitación indirecta por medio de un cuestionario implica un distanciamiento entre el hablante de la lengua y el tipólogo (Bisang 2004:19).
Esto es notado por Kortmann (1999) cuando declara que la tipología está orientada a estudiar la variedad estándar de una lengua y que a menudo es mera necesidad, y que la dialectología sólo se incluye de vez en cuando y de una manera poco sistemática. Bisang (2004:19 y 21) dice que en un estudio tipológico las lenguas analizadas generalmente son parte de una muestra que necesita ciertos criterios para evitar una sobrerepresentación de ciertas estructuras lingüísticas, por lo que los dos criterios más importantes son: la relación genética y la cercanía geográfica de las lenguas seleccionadas. Ambos criterios implican factores sociales. La relevancia de la relación genética consiste en asumir que existe coherencia estructural entre lenguas derivadas de una comunidad lingüística histórica que se separaron en diferentes comunidades lingüísticas. La relevancia de la cercanía geográfica consiste en el contacto entre hablantes de diferentes lenguas y su impacto en la convergencia estructural. Otros criterios pueden ser las similitudes culturales entre los hablantes y la accesibilidad a descripciones gramaticales adecuadas.
De acuerdo con Bisang (2004:25) los tipólogos parten de áreas definidas cognitiva o pragmáticamente para observar los formatos de expresión morfosintáctica atestiguados en una muestra de lenguas. Ellos toman como tipo un rasgo estructural particular asociado a una construcción particular en una lengua particular. De esta forma es posible ver si hay patrones universales de covariación entre la presencia o ausencia de ciertos tipos. Entre las diferencias entre la dialectología y la tipología vemos que para la primera la dimensión geográfica es de central importancia, mientras que para la segunda es un criterio relevante para construir una muestra de lenguas y para excluir la sobrerepresentación de ciertas estructuras producto de la convergencia inducida por el contacto y así poder definir y delimitar lo que es un área lingüística, es decir, un área que incluye lenguas que pertenecen a más de una familia pero que muestran rasgos en común que se encuentran como no pertenecientes otros miembros de una de las familias.
Kortmann (1999) dice que los estudios dialectológicos estudian normalmente la distribución de ítems léxicos y patrones fonológicos como la entonación, y que no se ve mucho la cuestión sintáctica. Bisang (2001:31) apunta que es necesario integrar la dialectología y la tipología para descubrir patrones universales de variación lingüística y para obtener una mejor base de la cual se puedan construir motivaciones de la cognición y el discurso.
Kortmann (1999) ejemplifica esto con tres estudios de caso en dialectología del inglés con respecto a la sintaxis (la cual cabe, por supuesto, en la tipología): cláusulas de relativo, pronombre personales y la negación. Por su parte, Bisang (2004:18) presenta un enfoque de variabilidad que se concentra en la covariación de variables estructurales tal como se usan por hablantes individuales o en ciertos dominios geográficos u otros. Estudia cinco lectos de Anniston, Alabama, EE.UU. donde establece una jerarquía con respecto al uso de was en lugar de were con pronombres de plural. Este tipo de conclusiones son muy comunes en la tipología lingüística:

they > NPpl > we > you(pl) > there

Es decir, se puede concluir que una persona de Anniston que no use el verbo con el número en concordancia con el pronombre en un punto de la jerarquía también lo usará hacia la derecha de esa jerarquía.
En resumen, como bien apunta Kortmann (1999) lo que se proponen estos estudios es crear material dialectológico con muestras representativas de áreas dialectales, así como abordar a los informantes con cuestionarios de estilo tipológico para fenómenos sintácticos individuales. Algo muy importante es que permite determinar los límites en los que las gramáticas de los dialectos pueden variar; y juzgar el ámbito de la variación transdialectal contra el ámbito de la variación translingüística determinada por la tipología.

Bibliografía

Bisang, Walter. 2004. Dialectology and typology – An integrative perspective. B. Kortmann (Ed.). Dialectology meets Typology: Dialect Grammar from a Cross-linguistic Perspective. Amsterdam: Walter de Gruyter. 11-45.

Kortmann, Bernd. 1999. Typology and dialectology. B. Caron (Ed.). Proceedings of the 16th International Congress of Linguists, Paris 1997. CD-ROM. Amsterdam: Elsevier Science.

Entradas populares